Vídeo-Blog

Cáncer de Mama y Senología

Enfermedades de transmisión sexual

por | 17 Abr 2024 | Ginecología general | 0 Comentarios

Seguro que te suenan la sífilis, la gonorrea, la tricomoniasis, el VIH, o la clamidia; pero, ¿qué tienen en común todas ellas? Pues que son infecciones de transmisión sexual (ITS): un grupo de patologías de tipo infeccioso que pueden estar causadas por distintos microorganismos (virus, bacterias, protozoos, parásitos…) y cuya principal vía de adquisición son las relaciones sexuales.  Afectan principalmente a los órganos genitales, pudiendo localizarse también en el ano y en la boca y, en algunos casos, la infección puede pasar al sistema sanguíneo y linfático, y afectar a otros órganos.

¿Cómo se transmiten las ITS?

Las ITS se transmiten, principalmente, por contacto físico durante las relaciones sexuales (vaginales, anales, sexo oral, con juguetes sexuales…). En algunos casos, también, puede haber transmisión por otras vías, como a través de la sangre, compartir material de inyección de drogas, realizarse tatuajes o piercings con material no esterilizado, etc. Además, algunas ITS son transmisibles de la mujer embarazada a su bebé durante el embarazo o en el parto.

¿Qué me hace sospechar que tengo una ITS?

En muchas ocasiones, la persona infectada no presenta síntomas; si bien, eso no significa que no esté contagiando a otras personas. Algunos de los síntomas que suelen aparecer, son los siguientes:

Síntomas más frecuentes en la mujer:

  • Cambios en el flujo vaginal habitual
  • Secreción vaginal amarillenta o verdosa, maloliente
  • Picor en los genitales
  • Dolor o escozor al orinar
  • Úlceras en la piel de la vulva

Síntomas más frecuentes en el varón:

  • Secreción purulenta por el pene
  • Escozor al orinar
  • Enrojecimiento del glande
  • Picor en los genitales
  • Úlceras u otras lesiones en el glande o en el prepucio

Para realizar el diagnóstico, será necesario realizar una exploración física y un análisis de sangre y/o una toma de una muestra de la secreción genital.

¿Se pueden tratar las ITS?

Sí, casi todas las ITS tienen tratamiento curativo, excepto el VIH y el herpes genital; no obstante, el tratamiento de todas ellas evitará complicaciones y secuelas como:

  • Enfermedad pélvica inflamatoria
  • Esterilidad
  • Infecciones graves a nivel de articulaciones, corazón o sistema nervioso
  • Si la infección ocurre en mujeres embarazadas: abortos, bebés con bajo peso al nacer, bebés prematuros
  • Alteraciones neurológicas (demencia)
  • Ceguera
  • Algunos tipos de cáncer relacionados con la infección por VPH (virus del papiloma humano)

¿Qué puedo hacer para disminuir el riesgo de padecer una ITS?

  • Utiliza preservativo para todas tus relaciones. En el caso del sexo oral utiliza preservativo u otros tipos de barreras. Debes saber que en el caso de infecciones por VPH, herpes o sífilis, la infección se puede transmitir sin necesidad de que exista penetración, sino con el contacto piel con piel o mucosa con mucosa
  • A menor número de parejas sexuales el riesgo de ITS disminuye
  • Asegúrate de que tu pareja sexual no tiene ninguna ITS
  • Dado que no todas las ETS producen síntomas, no olvides tu revisión ginecológica periódica, sobre todo si tienes más de una pareja sexual

Las ITS se transmiten en cadena, por lo que es importante que ,si tienes una ITS, informes a tu pareja o parejas sexuales, para que puedan tratarse y evitar el contagio a otras personas.  

En los últimos años, la incidencia de las ITS ha aumentado en España, sobre todo en población muy joven: más de la mitad de las nuevas ITS se han producido entre personas en la franja de 15 a 24 años de edad. De ahí la importancia de una buena educación sexual, que debe partir, en primera instancia, de la propia familia. ¡Anímate a sacar el tema con tus hijos adolescentes!

Recuerda: una sola vez es suficiente para infectarse; y que la persona esté asintomática, que no tenga signos externos, o que tenga buena presencia, no asegura que no tenga una ITS. Así que ¡no olvides el preservativo!

Un abrazo y gracias por tu tiempo.

Comparte esta Publicación

Categorías

Archivos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marcando la siguiente casilla, acepto que se empleen mis datos para moderar/responder los comentarios, contactarme y enviarme información acerca de los servicios ofrecidos por www.gloriacosta.com. Además quedo informado de que este sitio está protegido por reCAPTCHA. Para más información, puedes consultar el enlace de aceptación de la "Política de Privacidad".


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Categorías

Archivos

Te puede interesar

¿Sabes cuidar de tu vagina?

¿Sabes cuidar de tu vagina?

Una de las situaciones que he observado en la consulta reiteradamente es que, en general, las mujeres prestamos muy poca atención a la salud de nuestra vagina. Sólo nos “ocupamos” de ella si nos está dando algún síntoma. Hoy, por ello, os hablaré de los cuidados que...

¿En qué puedo ayudarte?

Consentimiento al tratamiento de datos